lunes, 22 de julio de 2013

SCHOEP, todos los perros van al cielo



Con una simple foto de su huella en la arena y un mensaje en su Facebook,
John Unger le avisó al mundo que Schoep, su perro, murió.
El animal conmovió al mundo el pasado agosto cuando se dio a conocer una foto de él y su dueño en un lago de Michigan, EE.UU.
-
Mis condolencias a John Unger,
quien haya tenido una mascota sabe lo que duele perderla
-
Todos los perros van al cielo:

4 comentarios:

Mª Carmen dijo...

Realmente admirable lo que hizo por el.A mi se me murió mi perrita hace unos meses después de trece años dándome alegrías y fué muy duro.Besitos.

María A. Marín dijo...

Es tan duro que se muera un animal querido...

Saludos

Verónica dijo...

Seguro está en el cielo.
Besos

azul dijo...

sin palabras