martes, 26 de enero de 2010

En los Zapatos del Otro (actualizado)


Este niño de siete años!!!!!!!!!!!! se puso en la piel del pròjimo :)...
..

Digo:
Para algunos es sencillo,para otros no tanto y hay para quienes es imposible intentar colocarse por unos segundos en los zapatos del otro.
Por eso a muchas personas les resulta imposible comprender el dolor ajeno.
Ni màs buenos,ni màs malos que el resto de los humanos, solo somos individuos y actuamos como tales.
Encontrè esta nota me parece interesante y comparto un fragmento con uds.

PRIMERO LES QUIERO CONTAR DE ESE NIÑO DE LA FOTO :
Un británico de siete años recaudó más de 100.000 libras (169.000 dólares) para los damnificados de Haití y para lograrlo se puso da dar vueltas en su bicicleta alrededor de un parque en Londres.

El niño pretendía en un principio recaudar 500 libras, pero su página de internet se inundó de donaciones.

El paseo en bicicleta cubrió el domingo una distancia de ocho kilómetros (cinco millas) alrededor de un parque del oeste de la capital británica y la hazaña fue difundida el lunes en primera plana por el rotativo Daily Mirror.

http://www-diario.com/articulo.php?URL=2010/01/26-720-nino-britanico-recauda-169000-dolares-para-haiti

Ahora sì, lo de colocarse en los zapatos del otro

Si desean dejo el link para que la lean completa:


Los zapatos del otro me aprietan

Por Javier Bustamante, colaborador del Ámbito María Corral. Barcelona, diciembre 2008

¡Ponte en mis zapatos!”. Es muy común esta frase y ayuda a uno a trasladarse a la situación de la persona que lo pide. Las relaciones humanas demandan mucho ejercicio de salir de uno mismo para acercarse a la posición de la persona con la que se interactúa y así entender las razones de sus actos.....

Siendo realistas, es complicado, si no imposible, ponerse exactamente en la situación del otro...
Pero no descartemos lo de ponerse los zapatos del otro. Es un buen ejercicio, si bien no para saber qué piensa y siente el otro, sí para darnos cuenta de que somos diferentes. Sus zapatos nos apretarán o nos quedarán largos y anchos, o, simplemente, tendrán otra horma o el desgaste de las suelas nos hará caminar incómodos. Este ejercicio físico, trasladado al plano de situación vital nos puede ayudar a entender un poco al otro........

Propongo otro ejercicio físico relacionado con el calzado: quitarnos los zapatos. Sí, probar andar a ras de suelo, sin necesidad de intercambiar calzado. Este ejercicio quizás nos puede acercar más a unos y otros. La descalcez está hermanada con la humildad. La palabra humildad, así como humanidad, tienen en su etimología la partícula humus, que quiere decir tierra. Justamente la descalcez implica tocar la tierra. En otras palabras, ser humilde. Humanizarse...

Nota completa:
http://www.ambitmariacorral.org/castella/?q=node/545
.......

AH! Saùl y Mar siguen esperando
Mar:
http://www.esferasdeluz.es/gentepato/

14 comentarios:

RAMPY dijo...

Siempre he oido :PONTE EN TU LUGAR ANTES DE JUZGAR.
Supongo que a fin de cuentas será lo mismo.
Un beso enorme
Rampy

Cantares dijo...

Rampy, serìa el equivalente a ponerse en el lugar del otro, no solo para juzgar, sino para comprender. Besos:)

Clara dijo...

Y no es dificil ponerse en el lugar del otro o de otros para intentar comprender lo que piensa o hace la otra persona, que a nosotros nos puede resultar chocante que lo haga, pero en ciertos momentos igual es que hay que hacerlas :)

Por otra parte, yo ultimamente siempre voy con los zapatos "prestados" pro que los mios ya no me sirven :)

Cantares dijo...

Clara, me consta que comprendès al pròjimo màs que mucha gente.
Y tus zapatos ya no pueden màs, les diste y les das mucho trabajo.
Ahora te apabullo: detràs de todas las bromas y cosas que hacès para disimular, se ve igual ¡Sos una gran persona!
¿Te escondiste bajo el escritorio de la pc?:) Besotes

Balovega dijo...

Hola Cantares, como me gusta tu nombre, da vida.. jjaja

Es bueno ponerse en la piel del otro para comprender muchas cosas, pero lo que pasa, es que nunca llegamos a comprender por que no nos pasa a nosotros...

Un abrazo y felices sueños

beker dijo...

Es de las expresiones que más empleo, ponerse en lugar de otro, en el zapato de otro, para ver lo que aprieta.. besos

Cantares dijo...

Balovega, hace un tiempo, un amigo profesor universitario, con trabajos publicados me confesò que èl nunca se habìa podido poner en lugar del otro, que siempre creyò estar excento de toda desgracia, hasta que le diò algo.
Sucede, somos individuos, es una pena si uno no logra ponerse un poquito en lugar del otro, eso acerca, une, ayuda.

Cantares es por el poema de Machado que musicalizò Serrat.
Gracias! Besotes

Cantares dijo...

Beker, coincidimos.
Recièn escribìa que comprender al otro, ponerse en su lugar, une, acerca, ayuda...
Gracias! Besos

Senovilla dijo...

Los niños son el futuro de esta humanidad, lo tengo muy presente siempre.

Un abrazo y besos.

Mujer a los 30 y tantos dijo...

La verdad es que a veces es difícil ponerse en situación del otro...pero yo lo intento, si consigo ayudar me siento mucho mejr.

Las mejores ideas las tienen los niños siempre...hay tanto que aprender de esas mentes privilegiadas, llenas de ideas y carentes de Límites...

azul dijo...

Creo que se ponerme en el lugar de otro, y puedo sentir el vello erizarse ...a veces creo que hasta demasiado porque sufro...

Interesante reflexión por eso...

Un beso

Cantares dijo...

Senovilla, lo sè y para muestra bastan dos Senovillitas :) Besos


Hay solo trentaytantos ¡una niña!:)
Mujer, por lo pronto hacès el intento que es bastante.
Los niños son una maravilla, aquì se hace durante el año alguna sesiòn en la Càmara de Senadores, los "Senadorcitos" presentan proyectos, hacen debate... ¡hay que ver y oir sus proyectos! (creo que lo hacen en otros paises tambièn) dan ganas de dejarlos allì a ellos y sacar a los adultos.
Muchas gracias por tu visita y comentario. Besos


Azul, es hermoso sentirse tan cerca del otro aunque te separen kilometros.
El calzarte sus zapatos o su piel te da otra perspectiva y te permite callar o ayudar segùn sea el caso y seguro sin condenar livianamente a nadie. Besotes

Montse dijo...

Para comprender al otr@, hay que , haber vivido su misma experiencia y estar en la misma situación, sino no somos conscientes de lo ajeno. Besitos.

Cantares dijo...

Montse, no puedo sentir exactamente el sufrimiento o la preocupaciòn del otro, pero serà porque anduve en el area social que sì puedo ponerme en su lugar (figurativamente) Por eso digo que no somos ni mejores ni peores, solo individuos.
Es importante aunque sea intentar comprender.
Besos