lunes, 11 de julio de 2011

ANGELES Y DEMONIOS



Se hizo costumbre, si él piensa diferente es un enemigo.
Es terrible.
Alguien se erigió en Dios, Juez, Fiscal y carcelero,acusa y condena sin dejar espacio a la defensa.
Si está en tal partido es bueno, si está en tal otro es mala persona.
Parece que olvidamos que ya no hay tiranía, que hay luchas que han llegado a su fin, que la violencia puede estar en las palabras y en los gestos.
Que no siempre en la izquierda o en la derecha están los mejores o peores, los rótulos van bien a los objetos, a las personas hay que oirlas, verlas actuar, no prejuzgarlas.
Hoy la intolerancia trata de ganar terreno, no cedamos un paso, eso ya lo vivimos y vimos el daño que hace.


6 comentarios:

Alijodos dijo...

Desde luego lo que valen son las PERSONAS en MAYUSCULAS....como VOS...Un ABRAZO...(la canción preciosa)

Montse dijo...

Ana, por desgracia hay mucha gente intolerante en el mundo, y si no piensas como ellos eres distint@ y te dejan de lado.Se puede ser de distinto partido, credo , raza, y ser persona.Somos libres para obrar y creer, y aunque no estemos de acuerdo nos hemos de respetar mutuamente, sin hacer daño al contrario.Pero.... hay cabezas cuadradas, que tienen que imponer su criterio a la fuerza, y asi nos va .... Besitos.

Juan dijo...

La intolerancia es uno de los males de nuestra sociedad. Y se discrimina a los que piensan de distinta manera, o profesan otra religión, hasta considerarlos sus enemigos. Todo esto hace que no haya diálogo, que enriquecería a todos. Por lo que se empobrece la sociedad al haber posiciones totalmente antagónicas, incluso llegando a provocar conflictos de toda clase.
Con la intolerancia se tiende a preservar un núcleo monolítico en el que no caben enmiendas, ni mejoras a proyectos pensamientos e ideas.

Un abrazo.

Juan Antonio

Sherezade dijo...

Niña....tienes mucha razón. Miramos el cartelito antes que la persona y ya sentenciamos sin posibilidad de recurrir. Y es cierto, bondad y maldad, así como mediocridad y grandeza, hay en todas partes, en todos los estamentos, en todas las comunidades. Desde luego, la palabra tolerancia deberían grabárnosla en la frente desde el momento en que nacemos, y otro gallo nos cantaría.
Mil estrellas de alegría y sensatez
Sherezade

Balovega dijo...

Hola niña..

Muy linda la canción de Mana... me encantan, gracias por traerla y conpartir..

Miles de besotes y lindos sueños

Abuela Ciber dijo...

Tiempos de cambios que a muchos asustan.

Cariños